Las Siete Iglesias de Roma: un peregrinaje obligatorio para todo turista

Roma, la Ciudad de las Iglesias, es uno de los destinos mundiales más espirituales, ya que ofrece muchísimas e increíbles posibilidades a los que deciden emprender un viaje religioso. Si aún no has oído hablar del Peregrinaje de las siete iglesias de Roma, este es el post para tí.

La de las Siete Iglesias tradición empezó con San Felipe Neri, que fue el primero en visitar, en el lejano siglo XVI, las siete iglesias, compuestas por la Cuatro Basílicas Mayores y las Tres Basílicas Menores. Desde el principio, el verdadero fundamento de dicho peregrinaje fue la recuperación de la sabiduría y el conocimiento relacionado con los primeros Santos, así como la consecución de la indulgencia plenaria a través del rezo en cada una de estas siete iglesias.

Para saber lo que son las Cuatro Basílicas Mayores, haz clic aquí y echa un vistazo a nuestro blog post dedicado. Sin embargo, esta semana la dedicamos a las Basílicas Menores.

#1: Basílica de la Santa Cruz de Jerusalén, en italiano Basilica di Santa Croce in Gerusalemme

Características distintivas: ¿Estás listo para sorpresas? Construida en el 320, en esta Basílica se encuentran tres fragmentos de la Vera Cruz, traídos de la Tierra Santa a Roma por la mismísima Santa Helena, la madre del Emperador Constantino. Aprende más sobre ella aquí.  

#2: Santuario de Nuestra Señora del Divino Amor, en italiano Santuario della Madonna del Divino Amore

Características distintivas: Construida en el 1745 sobre las ruinas de una propiedad que un tiempo perteneció a la familia Savelli, esta es la más joven de las Siete Iglesias. Se adscribe a la fundación de dicha iglesia una leyenda muy curiosa: se dice que en el 1740 un peregrino directo a Roma fue atacado por una jauría de perros. Aterrorizado, había rezado por la ayuda de la Virgen, la que efectivamente lo salvó.

#3: Basílica de San Lorenzo Extramuros, en italiano Basilica di San Lorenzo fuori le mura

Características distintivas: Esta Basílica fue mandada construir por el Emperador Constantino en el supuesto lugar del martirio de San Lorenzo. Su estilo tan simple es único entre las arquitecturas sublimes de las otras seis iglesias romanas aquí mencionadas. Desafortunadamente, su estructura no es totalmente la original, ya que fue bombardeada en el 1943. Por esta razón tampoco ha conservado sus frescos originales.

Pues ya sabes lo que merece la pena visitar en tu próxima visita en la Ciudad Eterna. ¡Otra etapa obligatoria es una de nuestras tiendas-seremos encantados de darte la bienvenida!

Leer también "Descubriendo las Cuatro Basílicas Mayores de Roma"→