Envío gratuito para pedidos superiores a € 500

Complimentary Blessing

Su cesta

Su cesta está actualmente vacía.

Confirmation sponsor and Godparents

El papel de Padrino y Madrina (Bautismo y Confirmación)

Los Padrinos del Bautismo y la Confirmación son dos figuras que tienen el papel de testigos de nuestro camino católico. Cuando estamos a punto de ser bautizados, nuestros padres eligen a dos personas, un hombre y una mujer, que acompañarán la celebración de nuestro Bautismo, el primero de los siete Sacramentos Católicos. El padrino o madrina de la Confirmación, en cambio, lo elegimos nosotros mismos cuando estamos a punto de recibir este sacramento de la edad adulta. El Padrino de la Confirmación es la persona que elegimos para ser nuestro mentor y guía a lo largo de la vida.
¿Sabes cuál es su papel?
Descúbrelo leyendo el siguiente artículo.

Padrinos del Bautismo: guías católicas de la infancia

Como se mencionó anteriormente, cuando estamos a punto de recibir el Sacramento del Bautismo, nuestros padres eligen a dos personas de entre sus seres más queridos, un hombre y una mujer, como nuestros padrinos, nuestros guías católicos, las personas que presencian nuestra entrada en la vida católica. Hacen profesión de fe por el bautizado, que se llama "Ahijado", y asumen la obligación de servir como sustitutos de sus padres si estos no pueden orientar a sus hijos o descuidan la formación religiosa de los mismos.
Pero, ¿cuál es el papel principal de los padrinos?
Sirven para alentar el crecimiento espiritual del niño con el tiempo y sirven como ejemplo, siendo adultos con cierta madurez en la fe.
Por lo general, nuestros padres eligen a nuestra madrina y padrino en función de la estima que les tienen, como un ejemplo destacado de fe católica. Los padrinos son como segundos padres en nuestra vida: son las personas que han sido testigos de nuestra entrada en la vida cristiana y que nos guían cuando nuestros padres no pueden hacerlo.

¿Te han elegido como madrina o padrino?

Echa un vistazo a este set de regalo de bautismo y dale a tu ahijado un regalo realmente memorable que lo acompañará durante toda su vida. En particular, este conjunto está compuesto por un collar rosario encuadernado en plata de ley 925 con granos de cristal Swarovski blanco y una Medalla Milagrosa central, que representa a la Virgen de los Milagros; y una medalla que representa el Sacramento del Bautismo en plata 925, finamente trabajada a mano.

Set de regalo para bautismo

¿Quieres ver más artículos?
Descubre la colección completa de regalos de Bautismo.

DESCUBRE LOS REGALOS PARA BAUTISMO>

Cómo ser buenos Padrinos

La parte más dura de esta tarea viene después de la celebración del Bautismo.
Es un compromiso por vida que enriquecerá tu vida con amor y dedicación por tu ahijado. Muy importante: ¡asegúrate de cumplir con todos los deberes que esto conlleva!

  • Ora diariamente por tu ahijado;
  • Ora diariamente por los padres de tu ahijado;
  • Celebra cada año el aniversario de Bautismo de tu ahijado;
  • Sé un modelo católico para tu ahijado;
  • Comparte con tu ahijado los momentos más importantes de tu vida, los más buenos y los más malos;
  • Haz que tu ahijado participe a tu vida y participa tú a la suya;
  • Sé siempre de soporte;
  • Ayuda a tu ahijado cada vez que lo necesite. Sé el guía que necesita.

Padrino de Confirmación: guía católica que elegimos

El Padrino de Confirmación tiene un papel muy similar al de los Padrinos de Bautismo.
Mientras que los del Bautismo los eligen nuestros padres, él de la Confirmación lo elegimos nosotros mismos, cuando se supone que somos lo suficientemente adultos y responsables para tomar nuestras propias decisiones. Por eso está ligado al Sacramento de la Confirmación, cuando queremos confirmar nuestra fe y confianza en Dios y nuestra pertenencia al mundo cristiano. A través de la Confirmación decimos "Sí, soy cristiano y creo firmemente en Dios y en sus planes para mí". Lo sabemos bien... El cristianismo siempre trata de cuidar a los demás, compartir, amarse unos a otros, etc. Por eso estamos llamados a elegir a una persona como nuestro mentor: debe ser alguien a quien amemos y apreciemos mucho, alguien que creamos que puede ayudarnos a aprender las enseñanzas de Jesús, como una especie de segunda guía católica en nuestra vida. Puede ser nuestro hermano o hermana, nuestro tío o tía, o simplemente alguien a quien realmente amamos y apreciamos mucho.
¿Te preguntas cuál es su papel?
La primera responsabilidad del Padrino o Madrina es brindar a la Confirmación apoyo y guía espiritual en su camino cristiano y procurar que la persona que va a recibir el sacramento se comporte como un verdadero testigo de Cristo y cumpla fielmente las obligaciones inherentes a la Confirmación. Ser padrino de la Confirmación es un compromiso de por vida y es como una especie de "padre espiritual" que lleva a la persona a recibir el sacramento. Su función es cumplir las promesas bautismales que los padres del candidato le firmaron cuando era apenas un niño, bajo la influencia del Espíritu Santo.

¿Has sido elegido como Padrino o Madrina de Confirmación?

Aquí hay un conjunto especial de regalo de Confirmación, que consiste en un collar de rosario encuadernado en plata de ley 925 con granos redondos y una Medalla Milagrosa central que representa a la Virgen de los Milagros; y una medalla de plata finamente hecha a mano que representa el sacramento de la Confirmación.

Set de regalo de Confirmación

¿Quieres echar un vistazo a más opciones?
¡Descúbrelas todas!

DESCUBRE LOS REGALOS DE CONFIRMACIÓN>

¿Cómo puedo ser un buen Padrino de Confirmación?

Si has sido elegido como Padrino o Madrina de Confirmación, asegúrate cumplir este breve listado de reglas y deberes:

  • Tener al menos 16 años;
  • Ya recibiste el Sacramento de la Confirmación;
  • Tienes que ser un católico muy devoto con una gran fe en Dios Padre;
  • Ora diariamente y sé un buen ejemplo de cristiandad para él que va a recibir la Confirmación;
  • Participa a las clases de preparación a la Confirmación;
  • Establece una buena relación con la persona que va a recibir el Sacramento;
  • Involúcrate con tu comunidad parroquial
  • Conoce al confirmando bajo un punto de vista religioso y comparte con él/ella tus experiencias de fe;
  • Guía al confirmando para que tenga una relación más abierta con Dios;
  • Ayuda al confirmando a entender cuáles son los proyectos del Señora para él/ella;
  • Ayuda al confirmando a tomar sus responsabilidades y vivir una vida justa, según las enseñanzas de Jesucristo. 

¿Cómo puedo ser un buen Padrino después de la Confirmación?

Una vez que el confirmando recibirá el sacramento de la Confirmación, asegúrete siempre ser un ejemplo de amor cristiano para sus ojos.

  • Mantén un contacto social estable con el confirmado;
  • Ora cada día para el confirmado y, si puedes, hazlo con él/ella;
  • Ayuda al confirmado a entender cómo vivir una vida llena de fe y oración;
  • Alienta el confirmado a tomar parte a la vida parroquial de su comunidad;
  • Asiste a la vida parroquial de tu comunidad y sé siempre abierto a preguntas y dudas del confirmado;
  • Ayuda al confirmado a entender cómo ser un testigo de las enseñanzas de Jesús.

Ser elegido como Padrino o Madrina de Confirmación nos honra mucho, porque significa que alguien nos ve verdaderamente como un modelo de cristianismo.
Por eso, recuerda siempre ser un buen ejemplo cristiano para quienes te han elegido y confiado en ti como católico.

 

 

 

Artículos relacionados:
Sobre el Sacramento del Bautizo →
10 regalos para Bautismo para flipar →
La Confirmación en 5 puntos fundamentales →

Artículo anterior
Siguiente post