Navidad en Roma y en el Vaticano

El periodo navideño es aquel momento muy esperado por los niños, que cada año transforma las ciudades más grandes del mundo. Roma, por supuesto, no se queda atrás. Cada rincón de la ciudad está finamente decorado durante toda la espera del feliz acontecimiento: guirnaldas, decoraciones, luces y árboles de Navidad decoran calurosamente la Ciudad Eterna, exaltando vistosamente las maravillas que ofrece a ciudadanos y turistas. 
Vamos a ver cuáles son las peculiaridades de Roma y del Vaticano, a lo largo de todo el periodo navideño. 

El día 8 de diciembre en Roma: Día de la Inmaculada Concepción

Entre las recurrencias navideñas más famosas de Roma, dos de ellas son las más características que merecen una mención especial: la presencia del Papa en Plaza de España y la ignición del majestuoso árbol de Navidad de Plaza Venecia.
Tradicionalmente, el día 8 de diciembre de cada año el Papa visita la Plaza de España, en el casco antiguo de Roma, para donar a la Santísima Virgen María, concebida sin pecado, una corona de flores en honor del día de su fiesta, la Inmaculada Concepción. Por un día, la atención de los fieles cristianos se traslada de la Basílica de San Pedro hacia la Plaza de España. Romanos y turistas llenan los Escalones Españoles de Trinità dei Monti para observar esta particular ocasión religiosa.  
Otro evento típico del 8 de diciembre es la ignición del imponente árbol de Navidad de Plaza Venecia, justo en frente del famosísimo Altar de la Patria. Esta circunstancia, atrae en una de las plazas principales de la ciudad a romanos y turistas, que llegan aquí para admirar su esplendor y magnificencia. 
Junto con el árbol, también se encienden las luces de las decoraciones navideñas que recorren toda Via del Corso, desde la Plaza Venecia hasta la Plaza del Pueblo (Piazza del Popolo).
Romanos y turistas que quieren sumergirse totalmente en la atmósfera navideña capitolina, pasean por esta importantísima calle de la Ciudad Eterna, aprovechando, a veces, para hacer regalos de Navidad.

Mercados de Navidad

Como en muchas metrópolis del mundo, también Roma tiene su versión de los típicos mercadillos navideños. En la grandiosa Plaza Navona, lugar donde resuena la arquitectura de Borromini y se eleva la famosa Fuente de los Cuatros Ríos de Bernini, cada diciembre tienen lugar los mercadillos de Navidad, evento que une en plaza familias y turistas. El clímax de esta recurrencia es el día 6 de enero, día de la Epifanía en el que los Reyes Magos, según la Sagrada Biblia, llegan a la cabaña de Belén llevando dones al Niño Jesús. El 6 de enero, muchas familias romanas se dirigen a la espléndida Piazza Navona para asistir a la llegada de la “Befana”, una figura folklórica con la apariencia de una mujer muy mayor que, según la leyenda, lleva regalos y caramelos a los niños buenos y carbón (dulce) a los menos buenos.

Navidad en el Vaticano

Trasladándose a la otra parte del río Tevere, nos encontramos en Plaza San Pedro, corazón de Ciudad del Vaticano. Cada año, en la plaza más famosa del mundo, justo al lado del obelisco central, se coloca un imponente árbol de Navidad. A su lado, se coloca también un Belén artesanal con dimensiones reales, donado por una comunidad católica diferente cada año.

Si tú también deseas respirar una pizca del espíritu navideño de Plaza San Pedro y de Roma en tu casa, puedes admirar los artículos religiosos dedicados al periodo navideño de Savelli Religious.
Además de una amplia colección de adornos navideños y decoraciones para el árbol de Navidad, puedes encontrar pesebres finamente hechos a mano por los mejores artesanos italianos y pedir de forma gratuita la Bendición del Papa Francisco.

st peters square christmas bauble

DESCUBRE AHORA>

nativity scene vatican

DESCUBRE AHORA>

 

Artículos Relacionados:
Navidad en el Vaticano: dos invitados muy especiales→