Santa Cecilia: la Santa Protectora de la Música

Santa Cecilia fue una aristócrata romana del siglo II, convertida al Cristianismo, considerada la Santa Patrona de la música, de los instrumentistas y de los cantantes. 
Por esta razón, la sala principal del famoso Auditorium Parco della Musica en Roma, proyectado por el noto arquitecto Renzo Piano, toma su nombre, así como también el Conservatorio de Música Santa Cecilia.
El escritor inglés Geoffrey Chaucer, en su obra maestra Canterbury Tales, nos escribe sobre el origen del nombre Cecilia y en particular, en The Second Nun’s Tale, cuenta la historia de una virgen jovencita de nombre Cecilia que, gracias a su profunda fe en Dios, se convirtió en Santa.
Pero ¿cuál es su historia completa?

La historia de Santa Cecilia

Nacida en una noble familia romana, se narra que en el día de su boda con un aristócrata de nombre Valeriano, en la casa de Cecilia unos órganos resonaban y que ella cantara en su corazón a Dios.
Desde esta anécdota, parece que se convirtió en Protectora de los músicos. Después de haber confiado a su futuro esposo su voto de castidad, él mismo se convirtió al Cristianismo y recibió el Bautizo por el Papa Urbano I, en su primera noche de boda. A su vuelta a casa, Valeriano vió Cecilia rezando en compañía de un joven que tenía apariencia de un ángel de la guardia. Para comprobar su verdadera naturaleza, el ángel hizo aparecer dos coronas de flores y las puso encima de la cabeza de los esposos. Convencido de lo que tenía delante sus ojos y de su reciente conversión, Valeriano rezó para que también su hermano Tiburcio recibiera su misma gracia. Juntos, los dos se dedicaban a la sepultura de los cuerpos de los cristianos que encontraban a lo largo de sus caminos, práctica prohibida por el prefecto Almaquio.  
Capturados y torturados, Valeriano y Tiburcio, tras haber convertido el funcionario Máximo al Cristianismo, fueron decapitados por incumplir la ley. 
Cecilia rezó encima de la tumba de los tres hombres y por esta razón, y por su fe cristiana, ella también fue condenada a muerte por decapitación por el prefecto Almaquio.  
Golpeada por tres veces, la historia narra que la Santa no murió, sino cantó elogios al Señor y se quedó agonizante durante tres días. 
Fue el mismo Papa Urbano I, su guía espiritual, a ofrecerle una sepultura digna en las Catacumbas de San Calisto, entre las tumbas de los obispos, transformando su casa en una iglesia, como era su deseo. 
En el año 821, sus restos fueron traslados a la Basílica de Santa Cecilia en Trastevere y en el 1599, en ocasión de los restauros para el inminente Jubileo del 1600, los restauradores encontraron un ataúd con dentro su cuerpo incorrupto, rodeado de un perfume de lirios y rosas. 

La Protectora de la Música

El atributo de Patrona de la Música, parece sea debido a un pasaje de la Passio en el cual se dice que, mientras sonaban los instrumentos musicales, la virgen Cecilia cantaba en su corazón solamente para el Señor, diciendo:

«Haz, Señor, mi corazón y mi cuerpo inmaculados y no sea yo defraudada».

Desde este pasaje, le fue atribuido el apelativo de Patrona de la música.
Otra razón por la cual es considerada la Santa Protectora de los músicos está vinculado con su muerte: durante los tres días de agonía sucesivos a su ejecución, profesó su fe a las personas que habían llegado a verla y cantó himnos de alabanzas al Señor.
Por este motivo, también en la famosa pintura El Éxtasis de Santa Cecilia de Rafael, conservado en Roma en la Iglesia de San Luis de los Franceses, la joven mártir está representada con un órgano en sus manos y varios instrumentos a sus pies.

saint cecilia

El Éxtasis de Santa Cecilia de Rafael, Iglesia de San Luis de los Franceses, Roma.

El Culto de la Santa Cecilia

A lo largo de los siglos, la Santa mártir ha sido, y sigue siendo, fuente de inspiración para muchísimos compositores. El día de su Fiesta, el 22 de noviembre, se ha convertido en una celebración anual de la música en todo el planeta.
Los fieles cristianos devotos a Santa Cecilia de Roma, en particular los músicos, suelen llevar consigo una pequeña medalla dedicada a la joven mártir.
Entre los preciosos artículos religiosos de Savelli Religious, resplandece la medalla que representa Santa Cecilia, mientras toca el órgano.

st cecilia medal

DESCUBRE AHORA>

 

Artículos relacionados:

5 mujeres importantes en la historia del Cristianismo