Cómo Hacer un Altar en Casa Para Rezar

A veces necesitamos rezar nuestras oraciones en un lugar especial, donde nos podamos sentir protegidos y donde podamos expresar nuestros pensamientos, sin que nadie nos escuche. Muchos católicos muy devotos no se sienten cómodos cuando rezan en público o en las misas, sino que prefieren hacerlo solitos en casa, en privado, sin que nadie escuche sus palabras.
Ahora puedes hacerlo, construyendo tu altar cristiano en tu propia casa, para tu devoción privada, en 6 sencillos pasos.
Descubre cómo hacer para crear tu propio rincón para tus oraciones diarias.

1. Elige un Lugar Tranquilo y Silencioso

Las oraciones se pueden recitar en cualquier lugar y momento, hasta mientras paseamos, pero para que podamos enfocar más la atención en esta práctica religiosa, es mejor hacerlo en un lugar tranquilo y silencioso, de manera que podamos rezar los Santos, o el Señor, sin distracciones. El lugar que vas a elegir, también puede ser la repisa de tu chimenea (si tienes una), un estante para libros o un alféizar: lo que es cierto es que tiene que ser un lugar adecuado para un altar.
Posiciona el altar en el centro del lugar que has elegido y asegúrate de que sea fácil para ti empezar las oraciones en cualquier momento del día. Si quieres, ponles unas flores, para dar a tu altar un toque de color y para que te infunda positividad.

2. Posiciona una Cruz o un Crucifijo

Una vez que hayas elegido el lugar donde posicionar tu altar, posiciona una cruz o una crucifijo en el centro. Los dos símbolos representan la victoria de Jesús sobre el mal y sus dolores y sacrificio para la salvación de la humanidad: siempre tenemos que acordarnos de eso.
¿Necesitas unas ideas para una Cruz o un Crucifijo?
¿Qué opinas de este magnífico crucifijo de mesa? Se trata de un crucifijo hecho a mano en madera, con un pequeño pedestal de madera de caoba y una figurita de Jesús Cristo en metal dorado.

Crucifijo para Mesa en Madera y metal

Explora la colección completa de Crucifijos de Mesa para más ideas. Elige tu favorito y ponlo en el centro de tu altar casero.

DESCUBRE LOS CRUCIFIJOS>

3. Ponle Unas Velas Encima

Justo después de haber elegido el crucifijo que poner, pon unas velas en ambos lados del altar, o directamente en frente del crucifijo. Asegúrate de que no sean más altas que el crucifijo.
Justo antes de empezar con tus oraciones, enciende las velas para destacar el inicio de un momento íntimo muy especial entre ti y el Señor, o cualquier Santo al cual dedicarás tus oraciones. 
¿Necesitas una vela para tu altar casero? ¿Qué opinas de esta vela votiva que representa a la Sagrada Familia? Sería una vela perfecta para tu altar personal en casa. Además, se trata de una vela enteramente hecha en cera pintada a mano y también se puede utilizar para recitar la Novena, que sea tú solito o con tus familiares.

Vela para Altar en Casa

COMPRAR AHORA>

¿Deseas ver más opciones?
Descubre nuestra nueva colección de Velas y crea un atmósfera especial para tus oraciones, el momento más importante del día en el cual entras en contacto con Dios.

DESCUBRE LAS VELAS>

4. Elige una Estatua Religiosa

Si quieres redireccionar tus oraciones a un Santo específico para obtener protección o pedir su intercesión, elige una estatua religiosa que represente a tu Santo. Tener la figurita de tu santo enfrente de ti, te puede ayudar a enfocarte más en la vida del Santo y en su sacrificio, en el nombre de Dios.
Explora la Colección de Estatuas de Santos, y encuentra el Santo Protector que buscas.

DESCUBRE LAS ESTATUAS DE SANTOS>

5. Elige Unas Fotografías

Si quieres rezar para alguien que ya no esté, elige una o más fotos de aquella persona, de manera que puedas pensar en él/ella mientras estás rezando. Si estás pensando en más personas, puedes colocar más fotos sobre el altar. Las fotografías nos permitirán enfocarnos en nuestros pensamientos y recuerdos, inspirando nuestras oraciones y devoción a Dios.

6. Abre la Biblia y Recita tus Oraciones

Una vez que tu altar esté listo con el crucifijo, las velas y la estatua religiosa, coje tu Biblia y ponla enfrente del crucifijo. Ábrela en un pasaje relevante sobre el cual quieres reflexionar. Este es el momento más importante del rezar, porque estás leyendo las palabras que los profetas escribieron hace más de 2000 años. Tienes la oportunidad de reflexionar sobre sus palabras y recitar tus oraciones al Señor.
Si aún no tienes una Biblia en tu casa, o quieres comprar una nueva, aquí tenemos la solución:

La Sagrada Biblia

COMPRAR AHORA>

¿Quieres ver más opciones?
¡Explora la Colección!

DESCUBRE LAS BIBLIAS>

 

 

Artículos Relacionados:

Cómo Rezar el Rosario→ 
Cómo Rezar el Vía Crucis en Casa en 5 Pasos→