Cómo rezar el Rosario y entender su significado

Si deseáis encontrar la paz en vuestros corazones, hogares y países, reuniros cada día para rezar el Rosario. No dejéis pasar ni un solo día sin rezarlo, no importa cuán de ocupados estéis con vuestras labores cotidianas.

Estas son las famosas palabras con las que Pío XI subrayó la importancia de uno de los rituales más simples, pero más poderosos de la tradición católica: el Rosario. Es sorprendente, pero muchos católicos, sobre todo entre los jóvenes, no saben cómo se reza el rosario. A veces porque nadie se los ha enseñado, o porque nunca han visto a las viejas generaciones recitarlo en casa.

Anteriormente ya hemos hablado de la historia del Rosario  durante los siglos. Sin embargo, aquí encontrarás una breve guía que te enseñará el orden de las oraciones, pero te permitirá también profundizar en el significado del rezo.

Cómo rezar el Rosario: las cuentas

Ante todo, el Rosario (el término viene del latín “rosarium”, es decir “rosaleda”) es una sarta de 50 cuentas, agrupadas de diez en diez para formar las que se conocen como “decenas”, separadas por medio de cuentas de tamaño más grande y que forma la llamada “corona” del Rosario. Además, cada Rosario tiene un tramo conectado a la corona gracias a una medallita de intersección y que está formado por tres cuentas pequeñas y dos grandes (1-3-1), que finalmente culmina con un crucifijo o cruz.

Tal y como mencionamos en nuestro artículo sobre El Arte de los Rosarios, esta antigua tradición manufacturera sobrevivió a lo largo de los siglos de forma matrilineal, gracias a la perseverancia de las artesanas, y sigue siendo un ejemplo de la excelencia firmada “Made in Italy”. Hoy en día, muchos son los materiales usados y los métodos empleados que permiten la producción masiva de dicho objeto artesano. Sin embargo, los Rosarios de Savelli Religious siguen con la tradición, presumiendo de un diseño y creación manual, realizados con el mismo esmero de siempre.  

Cómo rezar el Rosario: las oraciones

Antes de empezar, echa un vistazo a esta infografía para entender el orden de las oraciones, desde la primera hasta la última. El Rosario tiene cinco decenas, cada una formada por diez cuentas pequeñas. Según la tradición, cada decena empieza por una meditación sobre los cinco “misterios” de la vida de Cristo y de María.

1. Se empieza haciendo la señal de la cruz e se invoca a Dios sujetando la corona del rosario.

2. Se enuncia y se medita sobre el primer misterio del Rosario.

3. Después de una breve meditación, se recita un Padrenuestro.

4. Luego, se rezan diez Avemarías en correspondencia de las diez cuentas pequeñas de la decena.

5. A continuación, se recita un Gloria.

6. Sujetando la siguiente cuenta grande se anuncia el siguiente misterio.

7. Después, se reza un Padrenuestro.

Repita la misma secuencia para los cinco misterios.

8. Agarra la primera cuenta grande del tramo del Rosario y pronuncia un Padrenuestro.

9. En las tres cuentas pequeñas recita tres Avemarías.

10. Reza una Salve.

11. Por último, se puede terminar el rosario con el Credo de los Apóstoles, la Letanía Lauretana, u otras oraciones marianas.

Fuente imágenes: Pixabay.com

Artículos relacionados:

Las 15 promesas de la Virgen del Rosario →

Los 20 misterios del Rosario →

El Arte de los Rosarios: una tradición italiana →

Virgen del Rosario: Todo Lo Que Deberías Saber →