Tiempo de Septuagésima: el lado religioso del Carnaval

¿Cuál es la diferencia entre el Tiempo de septuagésima y el Carnaval? Descubrelo con este artículo sobre el periodo que nos prepara para la Cuaresma.

Qué es el Tiempo de Septuagésima

El tiempo de Septuagésima forma parte del Tempo per Annum del calendario litúrgico cristiano y corresponde a la estación de preparación a la Cuaresma. Se llama así porque empieza el septuagésimo día antes de Pascua, comenzando el domingo de la Septuagésima y terminando el día antes del Miércoles de las Cenizas.

Puedes leer más sobre la Cuaresma aquí →

La diferencia entre el Tiempo de Septuagésima y el Carnaval

Los dos tiempos coinciden perfectamente, pero también se completan. Previo al periodo de ayuno y penitencia, el Carnaval marca tres semanas de banquetes y alegría, máscaras y disfraces. Por otro lado, el Tiempo de Septuagésima equilibra este júbilo desenfrenado introduciendo los primeros elementos de introspección y penitencia durante los tres domingos que los escanden: la septuagésima, la sexagésima y quincuagésima, que en origen se celebraban en la basílica de San Lorenzo extramuros, en la basílica de San Pablo, y el Vaticano, respectivamente.

 Puedes leer más sobre el Carnaval aquí →

Cuándo celebrar el Tiempo de Septuagésima

Las fechas de esta festividad cambia cada año porque dependen del periodo de Pascua, que es una fiesta móvil. En 2020 empieza el 9 febrero y acaba el 25 febrero (Martes de Carnaval).

Puedes leer más sobre la Pascua aquí →

El lado religioso del Carnaval

Muchos países — como Italia y Brasil — siguen con sus antiguas y espectaculares tradiciones de festejo y máscaras. Y mientras nos dejamos llevar por el divertimento y banquetes, no nos olvidemos de lo que llegará después. Para que el camino hacia la introspección y la moderación sea gradual, medita los domingos de la Septuagésima con la ayuda de un rosario o otros objetos sagrados.

Articulos relacionados:

Los Orígenes Cristianos del Carnaval→

Tomás Moro: La oración del Buen Humor→