Rita de Casia: Santa milagrosa para casos difíciles

¿A quién no le ha pasado alguna vez encontrarse en situaciones que parecían imposibles? Son estos los momentos en los que podemos buscar consuelo dirigiendo una oración a Santa Rita.

Vida de Santa Rita de Casia

Un símbolo de humildad, gentileza y paciencia

Margherita Lotti nació alrededor del año 1381 en Roccaporena, en provincia de Cascia (Umbría). Tuvo una vida extremadamente difícil que solo su profundísima fe le hizo soportable. Precisamente por su ejemplo de vida encomiable Rita de Casia se convirtió en un símbolo de humildad, amabilidad y paciencia.

Con 12 años sus padres la casaron contra su voluntad con un noble de nombre Pablo Mancini, quebrando así su sueño de meterse a monja. Después de años de abusos cometidos por su esposo inmoral, cruel y violento, ella pudo convertirlo en una persona mejor y con él tuvo dos hijos.

Cuando su marido fue asesinado por un representante de la rival familia de los Mancini, Rita perdonó al asesino dando así un ejemplo de inagotable misericordia cristiana. Algún tiempo después, una enfermedad le arrebató también a sus dos hijos, de modo que, sola y sin nexos familiares, por fin pudo entrar en el convento de María Magdalena, donde transcurrió el resto de su vida. Aquí murió el 22 de mayo de 1457.  

Santa Rita de Casia: milagros

Muchos y sorprendentes son los milagros de Santa Rita de Casia. Aquí los tres más conocidos:

La levitación. Se dice que Santa Rita llegó al Convento de María Magdalena por la noche, volando acompañada por Juan el Bautista, Agustín de Hipona y Nicolás de Tolentino.  

El estigma. A sesenta años, mientras rezaba delante del crucifijo, Rita de Casia recibió el estigma de Jesús en la frente como símbolo de coparticipación en la Pasión de Cristo.

La rosa. Justo antes de morir, encamada por enfermedad, Rita pidió a una familiar que le trajera una rosa del jardín de su antigua casa. Era invierno, pero milagrosamente la mujer consiguió cumplir con este último deseo de la Santa. Celebramos el día de Santa Rita el 22 de mayo.

Altar de Santa Rita, su fiesta y patronazgo

En el casco antiguo de Cascia, muy cerca del convento donde vivió, se encuentra la Basílica de Santa Rita de Casia que alberga su cuerpo incorrupto. La fiesta de Santa Rita cae el 22 de mayo, la fecha de su muerte. Rita de Casia 

Oración a Santa Rita

Tanto sus excepcionales prodigios como su fe granítica acrecentaron el séquito de Santa Rita a lo largo de los siglos. Los devotos suelen pedir un milagro a Santa Rita dirigiéndole una oración para casos imposibles, para buscar consuelo en situaciones domésticas desesperadas y para devolver el equilibrio a su hogar.

Medalla de Santa Rita de Casia >

Oración para casos difíciles y desesperados

Con toda la confianza en tu celestial poder, recurro a ti en el caso difícil e imprevisto que oprime dolorosamente mi corazón.

Dime, oh Santa Rita, ¿no me vas a ayudar tú?, ¿no me vas a consolar? 

¿Vas a alejar tu mirada y tu piedad de mi corazón, tan sumamente atribulado?

¡Tú también sabes lo que es el martirio del corazón, tan sumamente atribulado! 

Por las atroces penas, por las amargas lágrimas que santamente derramaste, ven en mi ayuda.

Habla, ruega, intercede por mí, que no me atrevo a hacerlo, al Corazón de Dios, 

Padre de misericordia y fuente de toda consolación, y consígueme la gracia que deseo (indíquese aquí la gracia deseada).

Presentada es seguro que me escuchará: y yo me valdré de este favor para mejorar mi vida y mis costumbres,

para cantar en la tierra y en el cielo las misericordias divinas.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Artículos que podrían interesarte:

San Judas, el santo de los milagros imposibles →

La historia de Santa Lucía, la mártir de Siracusa →